Juguetes para niños con retraso madurativo

Madre Intensita
Madre Intensita

Entre el uno y tres por ciento de los niños de entre dos y seis años presentan un retraso madurativo. Esta cuestión se aprecia en diferentes formas de su comportamiento y supone un retraso en el aprendizaje y las capacidades cognitivas del menor, en comparación con la normal evolución de un cerebro de tan temprana edad. En qué consiste exactamente implica hacer referencia a diferentes síntomas que se aprecian desde los primeros meses de vida y para conocer mejor qué es el retraso madurativo es recomendable acudir a especialistas como los profesionales de los centros anda conmigo. En este post vamos a centrarnos en la parte didáctica y entretenida del crecimiento de un niño, a partir de los juguetes que serían aconsejables para pequeños que sufren un trastorno de estas características.  

En el proceso de selección de juguetes para niños con retraso madurativo, se debe considerar una gama diversa que abarque desde adaptaciones de juguetes convencionales hasta opciones diseñadas específicamente para abordar las necesidades particulares de estos niños. La variedad es clave e incluye tipos universales que atiendan las necesidades y habilidades de todos los perfiles, así como aquellos especialmente pensados para los niños que presentan un retraso en su desarrollo u otras condiciones asociadas a la diversidad funcional.

Características

La motricidad es un factor crucial a tener en cuenta qué tipo de juguetes son adecuados para estos casos. Deben ser fácilmente manipulables, con elementos que faciliten la interacción, como agarres accesibles y componentes simples de ensamblar. Para casos más severos, se requieren diseños que ofrecen múltiples puntos de agarre y ensamblaje. Cuando se eligen juguetes para niños con retraso madurativo, es esencial priorizar los juegos educativos sensoriales que permitan ajustar las reglas de juego para adaptarse a diferentes niveles de dificultad. La progresión es gradual en función de la edad y las capacidades del receptor. 

Los juguetes evolutivos también ayudan a mejorar a partir de una atención temprana. Permiten ajustar el nivel de dificultad según las capacidades individuales del niño. Además, se recomienda limitar el tiempo de juego, especialmente si existen dificultades de concentración, y adaptarlo según la complejidad de la actividad.

Fomento de la autonomía, comunicación e interacción

Es fundamental seleccionar juegos que fomenten la autonomía y el entretenimiento. Los juguetes que promueven el desarrollo de la motricidad fina son especialmente beneficiosos, ya que ayudan al niño a adquirir habilidades necesarias para actividades cotidianas y futuras responsabilidades como vestirse, asearse y alimentarse de forma independiente. Los juegos que potencian las habilidades comunicativas y la interacción social también son importantes. Esto puede incluir modelos de turnos simples que fomenten la comunicación verbal y no verbal.

Ejemplos

Algunos ejemplos de juguetes adecuados para niños con problemas de retraso madurativo incluyen el método Montessori que se muestra a través de cajas de cerradura, paneles con broches y cierres, túneles de motricidad, peonzas, juegos de ensamblaje o instrumentos musicales accesibles. Otros como los materiales para actividades de movimiento, herramientas de dibujo, plastilina, juegos de mesa simples y de corta duración o pelotas de diferentes tamaños y texturas también se enmarcan en este objetivo. 

En cualquier caso, no hay que olvidar que a la hora de seleccionar juguetes para niños con retraso madurativo es importante considerar la diversidad de opciones disponibles y priorizar aquellos que promuevan el desarrollo integral del niño.